miércoles, 11 de abril de 2018

A orillas del recuerdo






 
Imagen de Bryan Urbex



















Por la mañana
me abrazaba mi hermano.
Al salir de casa
me besaba mi padre
y mi madre
me arropaba y decía:
que tengas un día feliz

Después
se fueron o me fui
pero aún a pesar de eso
el calor
de abrazos y besos
siempre me acompañaron
para darme valor

Con el tiempo
otros me quisieron
algunos fueron amorosos
conmigo
y por ello, lejos
de la casa de mi padre
no estuve perdida

Ahora que ya he vivido
me pregunto si soñé
el hogar de mi niñez
el abrazo de mi hermano
y nuestras charlas
en las noches de invierno,
en el silencio
de la casa dormida



  © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados

jueves, 22 de marzo de 2018

Anochecer























Ahora que el día termina
y ya todo lo de hoy se ha cumplido
me siento en el silencio
del hogar querido

Hoy parecía acabar el mundo
pero, una vez más, se abrirán las puertas
a nuevos soles, misterios y aventuras.
Mientras, escucho a Chopin y espero

Porque sé que sentiré de pronto
el roce de tu mano
en cada nota, en cada arpegio
y estarás aquí como cada noche

y esta será cálida, aunque sea invierno
porque aún eres la dulce sombra
que habita en mí
y en mis recuerdos cada día

  © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados




domingo, 4 de marzo de 2018

La Alameda de los Tilos




















Contemplo el espacio entre mis manos.
Semejan dos ramas solitarias,
en silencio permanezco sentada
en el banco de la alameda de los tilos.
Por el cielo viaja una nube solitaria
y un hombre camina despacio calle abajo

Subí los escalones de madera
en la casa de paredes encaladas
y muebles que parecían dormidos,
en la cocina la planta aún se inclinaba
buscando la luz de la ventana.
Volví a sentir la tristeza de siempre      

Pensé: tengo una casa cerca del mar
en ella puedo medir cómo me siento
y oír el sonido de las olas y el viento.
Me hablan de ayer, de que debo volver
aunque se me olvide y tenga que buscar
la puerta y la chimenea para encontrarla

Había un precioso campo al otro lado del río
ardillas en los pinos, un bote solitario
anclado en la orilla y un estrecho camino
por el que en las mañanas me perdía
en el laberinto de lo que buscaba y
en el desconcierto de lo que nunca encontré


  © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados





viernes, 16 de febrero de 2018

Ausencia



















Las madres, nunca mueren!
Si dejan la envoltura terrenal,
suben a Dios en espiral de nubes...
¡La madre, es inmortal!


(Pequeño poema escrito por mí
para Daniel Quezada el 13-2-2015)




jueves, 15 de febrero de 2018

Puede ser ...










Puede ser que sea amor
porque te miro
y veo en tu cara la tristeza
y siento que también es mía
tal vez es que te quiero
porque ries
y mi corazón ríe contigo
Siento que en mis penas
estás aquí para ser mi compañero
o para bailar conmigo en mi alegría
Puede ser que sea amor
porque es tan largo el tiempo
que me he acostumbrado
a tu presencia
y si no estás me pierdo en recovecos
y si no estoy
me buscas por todos los rincones
Puede ser que sea amor
ya lo ves y además es sin remedio
tu te olvidas de las flores
y yo de la botella de buen vino
pero te miro y me miras
sentado aquí a mi lado, viendo el partido
y sé que esto es amor
lo sé, lo sabes, nos lo hemos dicho.


 © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados



domingo, 14 de enero de 2018

Fuego























Como la sangre encendida
cremosa y tibia
en un suspiro escondida
la pena.
Y entre el naranja y el blanco
luminoso y claro,
el deseo.
Entre los dedos oculto
el temblor
de una caricia deseando brotar
ahora, pronto, ya.
Vehemente y alocado,
dulcemente tierno
el deseo de amar


 © Rosa G. Panera
Todos los derechos reservados